Nueva York. Morgan Stanley sufrió una caída del 50% en sus ganancias trimestrales, pero el resultado no fue tan malo como temían algunos analistas porque sus ingresos por intermediación de bonos fueron mejores a los esperados.

Las acciones del banco subían más del 2% porque los inversionistas tenían esperanzas de que los problemas que desde hace tiempo sufre el negocio de bonos estén llegando a su fin.

"Morgan Stanley definitivamente tiene aún mucho trabajo por hacer para relanzar su mesa de intermediación en renta fija. Pero este trimestre es una prueba de todo lo que han avanzado", dijo Shannon Stemm, un analista de acciones de la correduría Edward Jones.

El banco de inversión también dijo que Mitsubishi UFJ Financial Group Inc tendrá un 22,4% de sus acciones, luego de que el banco japonés acordó canjear valores convertibles por acciones comunes.

La operación reducirá la cuenta de dividendos preferentes de Morgan Stanley en unos US$780 millones anuales, al tiempo que elevará sus niveles de capital.

El negocio de intermediación ha sido desde hace tiempo una fuente de problemas para el banco. Durante la crisis financiera generó profundas pérdidas y luego no se recuperó tan rápido como en el caso de otros rivales.

El presidente ejecutivo, James Gorman, está impulsando esa división para lograr una mayor cuota de mercado y mejorar su rendimiento.

Partes de sus esfuerzos incluyeron cambiar al líder de esa división. El banco nombró este año al jefe de riesgo Kenneth deRegt como el nuevo jefe global de renta fija.

Morgan Stanley reportó una ganancia neta para el primer trimestre atribuible a los accionistas de US$736 millones, o US$0,5 por acción, desde los US$1.410 millones, o US$0,99 por acción, del mismo trimestre del año previo.

Los ingresos totales cayeron un 16% a US$7.640 millones.

Los ingresos de la unidad de Morgan Stanley de bonos y materias primas cayeron en un 35 por ciento a US$1.770 millones.

Algunos negocios sí tuvieron un buen trimestre. El de administración de riqueza, que opera en una sociedad conjunta con Citigroup, reportó una ganancia para Morgan Stanley de US$183 millones, un 85% más que en el mismo período del 2010.

Esa unidad dijo además que subieron un 7% los activos de clientes, en parte por el ingreso de nuevos flujos por US$11.400 millones.