Las ganancias trimestrales de PepsiCo superaron las expectativas del mercado, pese a que sus ingresos cayeron por la fortaleza del dólar y la decisión de la empresa de abandonar algunos negocios.

El fabricante de Diet Pepsi, de los snacks Frito-Lay y del jugo de naranja Tropicana indicó que sus beneficios netos fueron de US$1.900 millones, o US$1,21 por acción, por debajo de los US$2.000 millones, o US$1,25 por acción, registrados en igual periodo del año anterior.

Excluyendo costos de reestructuración y otros cargos, así como una ganancia por sus coberturas en la compra de materias primas, la utilidad neta fue de US$1,20 por acción.

Sobre esa base, los analistas en promedio esperaban una ganancia de US$1,16 por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos cayeron un 5% a US$16.650 millones, presionados por tipos de cambio desfavorables y la entrega bajo franquicia de sus negocios de embotellado en China y México.

PepsiCo también confirmó su panorama de ganancias para todo el año, que anticipa una caída del 5% en la utilidad por acción desde los US$4,40 del 2011.

También mantuvo su previsión de un alza porcentual de un sólo dígito bajo en sus ingresos.