La compañía estadounidense de indumentaria Gap Inc, dueña de las marcas Banana Republic y Old Navy además de su marca homónima, avanzó hacia el mercado de las prendas de lujo con la compra de Intermix Holdco Inc por US$130 millones.

Gap también reportó un salto del 5% en las ventas comparables durante diciembre. Los analistas esperaban un crecimiento del 3,5 por ciento, según datos de Thomson Reuters.

La firma, cuyas acciones han subido un 69%en el último año, ha visto un repunte de sus ventas comparables a medida que nuevas campañas publicitarias y la oferta e más productos de moda la ayudaron a competir mejor con rivales como la cadena Zara, de Inditex SA.

El analista de Jefferies & Co Randal Konik dijo que Intermix ayudará a Gap a regresar a una "posición de liderazgo en la moda".

Intermix vende prendas y accesorios de reconocidas casas de diseñadores como Yigal Azrouel, Yves Saint Laurent, Brian Atwood y Jimmy Choo. Tiene 32 tiendas en Norteamérica y también opera un sitio de internet minorista.

"Vemos el beneficio del cruce de la cadena de alta moda con las marcas existentes de Gap (particularmente la propia marca Gap) como una consecuencia positiva importante del acuerdo", dijo Konik.

La compra es la última de Gap desde que pagó US$150 millones en el 2008 por la minorista de ropa deportiva femenina Athleta.

Gap, que también opera la tienda de moda en internet Piperlime, dijo que Intermix continuaría operando bajo el liderazgo de su cofundador Khajak Keledjian en el rol de jefe creativo.

La empresa también dijo que aprobó un programa de recompra de acciones por US$1.000 millones luego de un programa previo por el mismo monto que terminó en el cuarto trimestre.