Gas Natural Fenosa está evaluando la posibilidad de aliarse estratégicamente con Cemig, la compañía de energía local, en los próximos meses para formar un grupo de peso que le abra las puertas a una mayor participación en el mercado de distribución de gas de ese país.

“Tenemos interés en constituir un potente grupo brasileño capaz de aprovechar muchas oportunidades de gasificación en el país. Ya tenemos una importante posición en Río de Janeiro y San Pablo, pero Brasil es muy grande y tiene Estados donde puede plantearse seriamente la gasificación” afirmó Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Fenosa.

La idea surgió luego del cierre de un contrato con Cemig para el desarrollo de redes de distribución de gas. La compañía española ha cerrado recientemente acuerdos con la norteamericana Cheniere para el abastecimiento de 2.000 millones de metros cúbicos de gas y también ha cerrado un contrato en Chile a largo plazo por un volumen de 600 millones de metros cúbicos.

Gas Natural Fenosa ha registrado un aumento en sus ganancias del primer semestre del 2014 del 19,5%, unos US$ 1.250 millones, gracias en parte a la venta de GNF Telecomunicaciones por US$339 millones. La empresa cuenta con una potencia instalada de 15.5 GW y un mix de generación de electricidad diversificado, actualmente ofrece sus servicios a más de 20 millones de usuarios en los cinco continentes.