Barcelona. La multinacional energética española Gas Natural Fenosa ganó 1.239 millones de euros hasta septiembre, un 10,6% más que en el mismo período de 2013, por los resultados extraordinarios obtenidos por la venta de GNF Telecomunicaciones, que le generó unas plusvalías de 252 millones.

No obstante, la gasista calcula que, sin esa operación, cerrada el pasado junio, el beneficio neto habría sido un 2,6 % inferior al del año pasado por los impactos regulatorios y la depreciación de las monedas, especialmente las latinoamericanas.

La multinacional española precisa que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 2,3% y sumó 3.606 millones (US$4.504M), pese a una significativa contención del gasto, aunque aclara que ese indicador habría crecido un 4% sin tener en cuenta los cambios de regulación en España y la depreciación de las divisas internacionales.

Así, el impacto de la depreciación de las monedas -entre ellas el peso colombiano y el real brasileño- en su traslación contable a euros fue 80 millones superior al mismo período del año pasado, mientras que las medidas regulatorias costaron a la compañía 151 millones hasta septiembre.

En cualquier caso, Gas Natural mantiene los objetivos marcados en su plan estratégico hasta 2015 y prevé mantener su "pay out" -porcentaje de los beneficios que se destina a dividendo- en el 62%.

En cuanto a la estructura geográfica del negocio, la actividad internacional significa un 42,7 % del total del beneficio operativo consolidado, frente al 57,3% restante que supone España.

Por otra parte, Gas Natural está inmersa en la compra de la Compañía chilena General de Electricidad (CGE), su mayor operación internacional, por la que puede llegar a desembolsar hasta 2.600 millones de euros.

En una conferencia con analistas, el consejero delegado de la multinacional energética española, Rafael Villaseca, ha confiado en que la opa lanzada sobre esa compañía chilena tenga una aceptación "muy elevada".

Villaseca ha dicho que Gas Natural no siente "ninguna incomodidad" por la notable presencia de accionistas minoritarios en la compañía chilena, si bien se ha mostrado confiado en que Gas Natural, que ya tiene garantizado un 54 % del accionariado de CGE por su pacto con los principales accionistas, superará "ampliamente" ese porcentaje del accionariado.

Villaseca ha vuelto a subrayar que esa operación no disparará la deuda del grupo, que se mantendrá "controlada" en tres veces su beneficio operativo (Ebitda) y que la adquisición no hará menguar el dividendo, que se mantendrá en los niveles previstos.

La deuda financiera neta del grupo se situó a 30 de septiembre en 13.843 millones de euros, lo que sitúa el nivel de endeudamiento en el 46,4%, y supone un descenso del 6,3 % en relación al mismo período del ejercicio anterior, si bien Gas Natural recuerda que tiene pendiente de cobro 428 millones por déficit de tarifa y otros 194 millones por retenciones por desviaciones transitorias de ingresos y gastos de 2014 practicadas por la CNMC.

En cuanto a la actividad de distribución de gas en España, el beneficio operativo alcanzó los 676 millones, 25 millones menos que en el mismo período del año pasado, mientras que ese negocio también cayó en Latinoamérica, al sumar 459 millones, un 13,1 % menos.

Respecto a la distribución de electricidad en España, el beneficio bruto de explotación sumó 439 millones, un 0,7% menos, una actividad que en Latinoamérica generó 250 millones, en línea con los nueve primeros meses de 2013.

Los negocios de infraestructuras de gas (+9,9%) y aprovisionamiento y comercialización de gas (+1,6%) continuaron experimentando un buen comportamiento, mientras que la actividad de electricidad en España, esto es, generación, comercialización mayorista y minorista y suministro de electricidad a tarifa de último recurso, descendió un 2,9%, hasta los 564 millones.