Barcelona. El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, ha asegurado este viernes que la multinacional "se está preparando para crecer" en el extranjero, y el consejero delegado de la compañía, Rafael Villaseca, ha precisado que está especialmente interesada en ampliar su negocio en Latinoamérica y en implantarse en Asia.

En rueda de prensa con motivo de la Junta de Accionistas de Gas Natural Fenosa, Gabarró ha comentado que la multinacional española hizo en 2009 una "apuesta arriesgada" que permitió "doblar la compañía", en alusión a la adquisición de Unión Fenosa.

Gabarró ha añadido que tras estos años de "digestión" de esta compra, la multinacional está "buscando crecimiento por el mundo" tras constatar que su posición financiera es "buena".

Preguntado por si analizan adquisiciones, Villaseca ha asegurado que la estructura financiera está "lista" para operaciones, pero se ha limitado a comentar que el interés de la compañía pasa por reforzarse en América Latina y por implantarse en Asia.

Aunque Gas Natural no ha detallado el volumen de inversiones de 2014 en España, Villaseca ha dejado claro que continuarán a la baja y que en algunos segmentos habrá una "drástica" reducción; en cambio, en el extranjero, en especial en Latinoamérica, las inversiones continúa su evolución al alza.

Ya en 2013, aunque España copó el 55,7% de las inversiones, los fondos destinados al extranjero crecieron 35% respecto al año anterior.

Por otra parte, respecto al negocio de fibra óptica, Gabarró ha precisado que no es un negocio estratégico, por lo que está a la venta, si bien Villaseca no ha desvelado si ya tenían ofertas sobre la mesa por estos activos.

En cuanto a la planta de licuefacción de gas de Damietta, parada desde mediados de 2012, Villaseca ha admitido que su inactividad ha "afectado seriamente" a la compañía, ya que ha tenido que provisionar 70 millones de euros por ello.

"El problema es relevante y nos estamos ocupando de él", ha dicho Villaseca, en alusión a las medidas legales anunciadas por Gas Natural en defensa de sus intereses.

La compañía Unión Fenosa Gas, participada al 50% por la española Gas Natural y la italiana Eni, ha presentado una solicitud de arbitraje internacional contra Egipto por la situación de la planta de licuefacción de gas de Damietta.