El galopante precio del petróleo en el mundo y el bajo costo del gas natural, gracias al dinamismo del sector en Colombia, crearon el espacio ideal para que el negocio del Gas Natural Vehicular (GNV) se siga expandiendo.

Así lo señaló el gerente de creación de Demanda de GNV de Gazel, Santiago Mejía Medina, quien explicó que atrás quedaron las dudas sobre la eficiencia del combustible, especialmente en el movimiento de vehículos pesados de carga y pasajeros, a tal punto que en los próximos cinco años cerca de 3.000 unidades deberán ser renovadas, lo que abre una ventana de negocios en el sector del GNV.

El directivo señaló que es tanta la confianza en este combustible, que las exploraciones se han incrementado en Colombia con el fin de atender la demanda diaria, que actualmente supera los 57 millones de metros cúbicos por mes.

En Colombia existen 370 mil automotores convertidos a gas natural y para este año las empresas productoras de gas se comprometieron, junto con el gobierno, a convertir 46 mil vehículos de servicio público, lo que permitirá aliviar el bolsillo del propietario ante el elevado costo de la gasolina, que está muy cerca de los US$10 mil el galón.

El directivo de Gazel señaló que la diferencia económica entre el diésel y el gas natural es del 30%, lo que genera un ahorro considerable y permite que las ciudades sean más limpias.

Actualmente, empresas como TCC y Servientrega realizan un piloto en sus flotas con vehículos cuyos motores funcionan a gas natural. Asimismo, Metroplús, operado por el metro de Medellín, está utilizando este combustible. También empresas de transporte colectivo en Barrio Valdés de Medellín, Río Cali de Cali, entre otras, utilizan este combustible por considerar que es más económico y limpio.

Igualmente Mejía sostiene que Colombia ya cuenta con corredores para cubrir las necesidades de los vehículos que realizan viajes de larga distancia y que se incrementará el número de estaciones, para que exista total cobertura en la red vial nacional.

Finalmente, explicó que las ventas de la compañía el año pasado alcanzaron los 3.310,7 millones de metros cúbicos y que este año espera incrementar la venta gracias al aumento de vehículos que se convertirán en lo que resta del año.

Asimismo, el gobierno fue muy claro al señalar en el Plan Nacional de Desarrollo que en aquellos proyectos donde la Nación tuviera participación, como los sistemas de transporte masivo, se deben utilizar combustibles que, en igualdad de eficiencia, sean más económicos y ambientalmente convenientes para la salud, lo que le abre una puerta mayor al mercado del gas natural en Colombia.