Buenos Aires. Grandes compañías petroleras y gasíferas se preparan para apostar por el futuro del gas no convencional en Argentina, en tanto la presidenta Cristina Fernández busca revertir la dependencia del país sobre las importaciones.

Se espera que Fernández anuncie el jueves un importante descubrimiento de gas no convencional por parte de YPF S.A., la unidad local de la española Repsol YPF SA (REP), en la provincia de Neuquén.

Las empresas petroleras y gasíferas han restado importancia a recientes reportes de prensa sobre el tamaño de las reservas de gas no convencional de Argentina

Por otro lado, Jon Grahan, gerente nacional de Apache Corp. en Argentina, dijo que las formaciones geológicas del país son similares a las de Estados Unidos, donde nuevas tecnologías han revolucionado la industria.

Asimismo, se han presentado 46 proyectos de gas no convencional para su aprobación, y 34 ya han sido aprobados por la Secretaría de Energía. La mayor parte de ellos se ubica en Neuquén, donde YPF y la francesa Total SA están activas.

Entre otras, Wintershall AG (WSL.YY) y Pan American Energy también tienen proyectos activos en el país.

En una operación de US$7.060 millones, la china CNOOC Ltd. y la argentina Bridas Corp. acordaron comprar la participación de BP PLC (BP) en Pan American, que llega al 60%, elevando su propiedad conjunta al 100%.

Las reservas probadas de gas de Argentina cayeron un 51% a 13.300 billones de pies cúbicos entre 2000 y 2009. El declive es tan alarmante que previamente este año ocho ex ministros de energía advirtieron que Argentina se quedará sin gas en ocho años.