La Paz. La compañía Gas Transboliviano, empresa del grupo YPFB Transporte, anunció la construcción de un nuevo ducto, denominado ‘Nuevo Cruce Dirigido del Río Grande’, y que forma parte del gasoducto a Brasil.

Para ello, firmó un contrato de obras con las empresas Bolinter de Bolivia y Tatco Boring & Drilling, de Emiratos Árabes.

La iniciativa demandará una inversión de US$17 millones, que forma parte del plan de inversión YPFB, y que la compañía boliviana financiará completamente con recursos propios.

Según informó GTB se prevé que la obra concluya a fin de año, y detalló que “brindará mayor confiabilidad al sistema de exportación de gas natural al Brasil”, informó en un comunicado consignado por Los Tiempos.

La zona donde se construirá el ducto, es el lugar más crítico de toda la extensión del gasoducto debido a los grandes volúmenes de agua y sedimento. Las intensas temporadas de lluvias de los tres últimos años llegaron a erosionar la orilla oeste del río hasta descubrir el ducto, por lo que tras varios estudios, la compañía decidió el año pasado la construcción de un nuevo ducto paralelo enterrado por debajo del lecho del río.