La Asociación de Estaciones de Servicio de la Provincia de Formosa, Argentina, repudia la decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de cortar los envíos de combustible a Paraguay, medida adoptada por la destitución de Fernando Lugo.

El gremio de la provincia argentina informó a la Asociación de Propietarios y Operadores de Estaciones de Servicio y Afines (Apesa) un comunicado en el que expresan su repudio a la actitud del jefe de estado del gobierno bolivariano.

“Nos parece imprudente y dañino que el presidente de Venezuela desconozca convenios comerciales de provisión de combustibles a vuestro país, fundado en que no comparte decisiones políticas soberanas del Paraguay”, expresaron.

Señalaron que la falta de combustible en Paraguay es repudiable, por lo que se solidarizan con sus colegas paraguayos, las estaciones de servicio agremiadas a Apesa.

“La República como Institución se sustenta en tres poderes. El Ejecutivo conduce y el Parlamento vela que lo haga prudentemente, en tanto la Justicia oficia de sistema inmunológico, corrigiendo”, expresan los formoseños, alegando que “resulta inadmisible” la intromisión extranjera en “asuntos internos de otro Estado”.

Finalmente, exhortan a que “prime la cordura” y se “respeten los compromisos”.

El comunicado está firmado por el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de la Provincia de Formosa, Angel Luis Bigatti y el secretario Néstor Oscar Soteras.

Luego de conocerse el anuncio del presidente de Venezuela, el titular de Petropar, Sergio Escobar, garantizó la provisión de combustible atendiendo a las reservas que actualmente posee la petrolera estatal. Recordó que Paraguay tiene dos contratos vigentes con otras empresas.