Washington. El gasto en construcción de Estados Unidos sufrió en agosto la mayor caída en un año, ya que un repunte de los proyectos residenciales fue contrarrestado por la debilidad en el sector de estructuras no residenciales y en los proyectos del sector público, dijo este lunes un reporte gubernamental.

El gasto en construcción descendió el 0,6%, la mayor caída desde julio del año pasado, a un ritmo anual de US$837.100 millones, dijo el Departamento de Comercio.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un incremento de 0,5% en el gasto en construcción en agosto.