Washington. El gasto en construcción en Estados Unidos sufrió en julio su peor caída en un año, golpeado por bajas tanto en el sector público como en el privado, mostró este martes un informe oficial que siembra dudas sobre las esperanzas de un repunte de la economía en el tercer trimestre.

El gasto bajó un 0,9% a una tasa anual de US$834.400 millones, alcanzando su nivel más bajo desde abril.

La caída fue la primera desde marzo y se produjo tras un alza del 0,4% en junio. Además, tomó por sorpresa al mercado, que esperaba un alza del 0,4%.

La baja podría reducir las esperanzas de algunos economistas de que la economía tenga un mejor desempeño en el actual trimestre tras haber crecido un magro 1,7% en el segundo.

La inversión en construcciones privadas bajó un 1,2%, en lo que también fue su mayor caída desde julio del año pasado. Mientras el gasto público en construcción descendió un 0,4%.