El sábado se habló en Desaguadero, en la reunión entre los presidentes de Bolivia, Evo Morales y de Perú, Martín Vizcarra, de exportar gas a mercados de ultramar por Ilo, y este lunes el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que la rusa Grazprom ya se comunicó para expresar su interés en el proyecto y anunció estudios de mercado e “inversiones fuertes”.

No se asemejará, aseguró, al proyecto LGN impulsado en los gobiernos de Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada porque tiene diferencias cualitativas en precios e ingresos para el Estado a partir de la nueva política en materia de hidrocarburos. Recordó que en ese entonces se pretendía vender el millar de BTU (Unidad Térmica Británica) en $us 0,70.

“Hoy tenemos proyectado un ducto que es Incahuasi-Cochabamba, Cochabamba-La Paz y de La Paz estamos muy cerca con un ducto de grandes proporciones para la exportación de Ilo. Hay que hacer una planta de licuefacción, hay que ver barcos. Empresas como Gazprom ayer han llamado y tienen interés de participar en este tipo de proyectos”, aseguró.

Ilo, en el Perú, es proyectado como punto de embarque y exportación del GNL (Gas Natural Licuado) a mercados de ultramar, aunque por el momento no se habló de los potenciales destinos, aunque para el ministro Sánchez “con GNL podemos tener 100 mercados”. Ese puerto es también una potencial salida a los mercados de Asia con el proyecto del tren bioceánico impulsado por Bolivia.

Sánchez  informó del desafío que ahora encara en un acto en Tarija, donde junto a Morales informaron de que la producción del campo Sábalo subirá en 28 millones de pies cúbicos por día (MMpcd) de gas natural con la inauguración del pozo SBL-6 que permitirá generar US$90 millones.

Fue en la reunión sostenida en Desaguadero, donde Morales planteó a su homólogo peruano la exportación del recurso hidrocarburífero. “Estamos en estudios, cualquier momento vamos a evaluar la factibilidad, pero también es importante decidir por dónde vamos a exportar”, dijo y Viscarra, por su parte, abrió la posibilidad de compra de gas para las provincias del sur.

Sánchez  informó del desafío que ahora encara en un acto en Tarija, donde junto a Morales informaron de que la producción del campo Sábalo subirá en 28 millones de pies cúbicos por día (MMpcd) de gas natural con la inauguración del pozo SBL-6 que permitirá generar US$90 millones.

“Con el GNL de Evo seguramente venderemos a precios muy importantes y no ganaremos el 0,12, ganaremos US$4, US$5 o US$6. Estamos trabajando en un nuevo reto que el Presidente nos pone y ya hemos empezado a (hacer) que Bolivia sea un exportador no solo por ductos sino por GNL”, insistió el ministro en el acto transmitido por los medios estatales.

Actualmente los socios energéticos de Bolivia son Brasil y Argentina, países a los que se exporta vía ductos.