París. La empresa estadounidense General Electric (GE) ha mejorado su oferta para comprar la división de energía de la francesa Alstom, indicaron hoy fuentes del Elíseo, sede de la presidencia gala.

El anuncio llegó tras una reunión en el Elíseo entre el presidente francés, François Hollande, y el máximo dirigente de GE, Jeff Immelt.

La oferta de la firma estadounidense, que no se ha detallado, se ha "mejorado, precisado y reforzado", sobre todo en lo relativo al futuro de los empleos, apuntaron las fuentes, que explicaron que "todavía queda trabajo por hacer".

General Electric se ha comprometido a crear 1.000 puestos adicionales en los tres años que sigan a la compra de Alstom, plazo que se cumpliría en 2018, apuntó el diario francés Le Monde, según el cual un gabinete independiente velará por el cumplimiento de esa promesa.

El grupo industrial y tecnológico alemán Siemens, que también se disputa la adquisición de parte del grupo galo, se había comprometido hasta la fecha a mantener el empleo durante los tres siguientes años al cierre de la transacción.

Esa empresa presentará su oferta el 16 de junio "como muy tarde", declaró su presidente en Francia, Christophe de Maistre, en una intervención la víspera ante la Asamblea Nacional, donde indicó que su decisión se está tomando con "determinación", para garantizar que se contemplan los riesgos financieros y jurídicos.

Por su parte, el conglomerado estadounidense, que presentó a finales de abril una oferta de US$13.500 millones y dio al consejo de administración de Alstom un mes para estudiarla, anunció el 22 de mayo la ampliación del plazo del 2 al 23 de junio para "facilitar las discusiones en marcha" con el Ejecutivo galo.

París se mostró entonces satisfecho con la decisión, que respondía a una demanda realizada por las autoridades francesas, y apuntó que iba a permitir examinar con las dos empresas las vías y medios para responder a las cuestiones planteadas por la operación.