Buenos Aires. El director ejecutivo de General Motors para Argentina, Uruguay y Paraguay, Sergio Rocha, anunció la creación de 600 nuevos puestos de trabajo en la planta que la compañía posee en la localidad santafesina de General Alvear, en el Gran Rosario.

Así lo hizo en el marco de la presentación de la unidad 200 mil del modelo "Agile" que la compañía produce en el país, a la que asistió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, acompañada por la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el vocero Alfredo Scoccimarro.

"Esto no hubiese sido posible sin el respaldo de este gobierno", aseveró Rocha al pronunciar un discurso que antecedió las palabras de la jefa del Estado.

"Sin ese respaldo que recibimos hace dos años y el éxito de nuestros productos, no hubiera sido posible pagar el crédito en su totalidad, gracias al gobierno y a ustedes, los trabajadores", afirmó el director ejecutivo.

En ese marco, reafirmó el anuncio de la empresa de realizar inversiones por US$140 millones "600 millones de pesos" y precisó que "hoy se hizo una extensión de aporte de capital de US$150 millones".

En este sentido, consignó que esa inversión le permitirá a la compañía "aumentar en un 25% la capacidad de producción" de la planta en Rosario e incorporar, a partir de julio del año próximo, "un tercer turno" de trabajadores.

"Esto nos permitirá que el 30 de julio del 2012 tengamos 600 nuevos puestos de trabajo", anunció Rocha en el discurso que pronunció, en el marco de la visita que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó hoy a la planta de General Alvear.

Además, aseguró que la planta de General Motors en las cercanías de Rosario "está entre las cinco mejores plantas del mundo", y señaló que es "libre de residuos", porque en ella "se recicla todo" lo que le otorga los mayores estándares mundiales.

Por otro lado, recordó que el 3 de noviembre pasado General Motors cumplió 100 años y apostó a seguir creciendo "hasta el bicentenario".

"Esto es así porque en General Motors confiamos en que la industria seguirá creciendo, coincidiendo con el gobierno en que, en el 2020, nuestra meta sea alcanzar las dos millones de unidades", sostuvo Rocha, quien consideró que "ésta es una prueba de confianza en el gobierno argentino".

"Cuente con nosotros, con nuestra capacidad, y con toda esta gente que hoy está aquí y que confía en el país", dijo Rocha, mirando a la Presidenta.

En el acto realizado en la planta de General Motors también estuvieron presentes el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner; su sucesor, el electo Antonio Bonfatti; el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz; y la jefa comunal electa, Mónica Fein, entre otros dirigentes.