El gigante automotriz estadounidense General Motors anunció inversiones por US$500 millones en su complejo de Ramos Arispe en México, según anunció la presidenta y directora general de la compañía automotriz en México, Grace Lieblein junto con informar que con la iniciativa se generarán casi 800 nuevos empleos en la entidad.

La inversión constará de dos etapas. La primera estará centrada en la producción de una nueva generación de motores de ocho cilindros que contemplará US$284 millones.

La segunda fase, en tanto, considera una nueva plataforma para la producción de un nuevo vehículo que se espera tenga un elevado volumen de venta, lo que implicará los restantes US$216 millones.

En anuncio realizado por Lieblein estuvo el secretario de Economía, Bruno Ferrari, quien expresó que estas inversiones son el resultado de la confianza en la fortaleza de la economía mexicana, quien recordó que los US$500 millones se suman a un promedio de US$4.100 millones que la automotriz estadounidense ha invertido en México en los últimos cuatro años, de acuerdo a Excelsior.

General Motors está presente en el país desde 1935, cuenta con 11.000 empleados que laboran con cuatro complejos, un centro de ingeniería y una pista de pruebas en México