Detroit. General Motors informó este martes que llamará a talleres 243.000 vehículos por daños a los cinturones de seguridad del asiento posterior que podrían impedir que se acoplen de forma segura.

La medida afecta a los modelos del 2009 y 2010 del Chevrolet Traverse, Buick Enclave, GMC Acadia y Saturn Outlook. Todos son vehículos de características mixtas de gran tamaño que tienen tres filas de asientos. Los asientos en cuestión son los de la segunda fila.

La mayoría de los vehículos fue vendida en Estados Unidos, aunque varios miles de unidades también fueron exportados a Canadá, México, China y Arabia Saudí.

GM indicó que tiene conocimiento de ningún caso en el que los cinturones hayan fallado en un choque.