Reuters.  La preocupación por el suministro y una política monetaria más flexible darían impulso a los precios del petróleo el próximo año, mostró un sondeo mensual de Reuters.

Los analistas encuestados pronosticaron que el crudo Brent del Mar del Norte promediará en US$108,80 el barril en el 2013, US$1,90 por encima del precio del sondeo anterior en septiembre.

"Los riesgos en el suministro impulsarían un alza en los precios del crudo y una política monetaria flexible de los principales bancos centrales elevaría también la liquidez en los mercados de materias primas e impulsaría la demanda", dijo Carsten Fritsch, analista de materias primas de Commerzbank.

Los mercados del petróleo se han mantenido en equilibrio este año entre preocupaciones por la oferta y la demanda, con una ralentización del crecimiento económico frenando el consumo, aunque los mercados estaban cada vez más preocupados por una posible pérdida de suministro desde Oriente Medio.

Una disputa entre Irán y Occidente sobre el programa nuclear de Teherán llevó a sanciones contra la República Islámica, reduciendo los envíos de Irán a los mercados mundiales y frenando sus exportaciones de petróleo.

La inyección de centenares de miles de millones de dólares en los mercados financieros desde los principales bancos centrales del mundo también daría impulso a los precios de las materias primas y del petróleo, según analistas.

Los inversores temen que un conflicto militar entre Irán e Israel pueda reducir el suministro de la importante zona productora.

"Creemos que las preocupaciones sobre el suministro impulsadas por interrupciones de producción/exportación debido a problemas geopolíticos y/o operacionales han contrarrestado en general los temores sobre una caída significativa de la demanda y siguen representando un riesgo alcista para el mercado", dijeron analistas de Deutsche Bank.

La inyección de centenares de miles de millones de dólares en los mercados financieros desde los principales bancos centrales del mundo también daría impulso a los precios de las materias primas y del petróleo, según analistas.

"Los inversores financieros buscarán refugio en activos reales para protegerse contra una pérdida de poder de compra y la devaluación monetaria", dijo Fritsch.

"Los fundamentos débiles pueden ralentizar, pero no prevenir un alza de precios", dijo el analista de Commerzbank.

Cuatro de los 29 analistas encuestados estimaron que el Brent cotizará en promedio a US$120 o más el 2013. Sólo tres analistas estimaban que el Brent cotizaría en promedio a menos de US$100, mientras que otros tres esperaban el mismo nivel para el Brent en el 2014.

Harry Tchilinguirian, al frente de estrategias de mercados de materias primas de BNP Paribas, dijo que veía el potencial de una fuerte alza en los precios del petróleo y pronosticó un promedio de US$120 para el Brent en 2013.

"Hay dos elementos evidentes: la tercer ronda de alivio cuantitativo que eventualmente debilitará al dólar, y las sanciones contra Irán que elevan la tensión geopolítica y llevan a una menor cantidad de capacidad de producción ociosa", dijo Tchilinguirian.

El crudo en Estados Unidos cotizaría en un promedio de US$98,5 en el 2013 y en US$100,7 en 2014.

En el sondeo, Barclays pronosticó el precio más alto del Brent para el 2013 y el 2014, con US$125 y US$130, respectivamente. Raymond James tuvo el pronóstico más bajo para 2013, en US$80, mientras que Capital Economics ofreció la proyección más baja para 2014, de US$85.