Sao Paulo. La gerencia de Petrobras pidió el lunes a los trabajadores de la petrolera estatal brasileña que no realicen la huelga que tienen planificada esta semana, diciendo que la "parálisis y la presión por el ajuste de los precios" no sería positiva ni para la empresa ni para el país.

Los trabajadores del sector petrolero de Brasil convocaron a una huelga este miércoles.

"¿Cómo puede Petrobras y sus trabajadores ayudar de mejor forma a Brasil en este momento? No creemos que la parálisis y la presión por ajustar los precios sea la respuesta", dice una carta enviada por la gerencia, enviada en medio de la huelga de camioneros que ha causado estragos en el comercio del país.

"Sería un paso atrás que elevaría nuestra deuda, afectaría a los consumidores, a la empresa y en última instancia a la sociedad brasileña", agregó la misiva.

La petición se produce un día después de que los sindicatos de trabajadores de empresas petroleras anunciaran que entrarán en una huelga "de advertencia" de 72 horas a partir del miércoles, como forma de reforzar la paralización con la que los camioneros intentan presionar la reducción del precio de los combustibles en el país.

La Federación Única de los Petroleros (FUP), que agrupa a la mayoría de los sindicatos de empleados de las petroleras, explicó en su convocatoria que la huelga tiene por objetivo presionar a la empresa para que reduzca sus precios y pedir la renuncia de Pedro Parente, CEO de la estatal.