El gerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano, reconoció que el informe presentado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) revela la crítica situación financiera en que se encuentra la estatal eléctrica, el que fue publicado este lunes por El Heraldo.

"Esta es una realidad que no se puede seguir escondiendo, la ENEE vive momentos financieros difíciles", comentó Martínez Lozano.

Reveló que en enero del próximo año vence la deuda de US$100 millones en bonos que la empresa mantiene con varios acreedores. Ante esta situación, el gerente sostuvo que también encontrarán una solución para el pago de esta deuda, aunque no supo explicar la forma cómo se realizará.

A pesar de las necesidades de inversión que tiene la empresa estatal, el gerente aseguró que no ha hecho uso de los 3.200 millones de lempiras (US$168,9 millones) que aprobó el Congreso Nacional para financiamiento interno.

"No quisimos usar estos fondos para no meternos en más complicaciones, por primera vez en mucho tiempo no se le debe a nadie", aseguró el funcionario.

De acuerdo con las actuales autoridades de la ENEE, hasta la fecha se han cancelado 1.500 millones de lempiras (US$79,1 millones) a las empresas térmicas. "No existe una empresa térmica que pueda decirme que le debemos dinero porque hemos honrado todas las deudas".

El funcionario dijo que las cifras detalladas se darán a final de año y aseguró que comprobarán que 2010 fue un año de austeridad en la empresa.

Por otra parte, Roberto Martínez Lozano fue claro al explicar que la empresa sigue arrastrando moras y deudas correspondientes a los gobierno anteriores y que se busca la forma de saldarlas.