"La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) es un monopolio de comercialización improductiva de energía", reconoció el gerente de la estatal eléctrica hondureña, Roberto Martínez Lozano.

El análisis lo efectuó el funcionario a casi nueve meses de asumir el cargo y enfrentarse a pérdidas de 23%, paros de labores y alzas al precio del bunker utilizado para generar electricidad.

"Quién va a ganar si compro energía eléctrica cara y la vendo barata o la regalo ¿cuál es el destino de una institución como esta? Simplemente, no puede ser rentable", cuestionó Martínez Lozano.

Datos de la ENEE indican que el déficit para el presente año ascenderá a los 3,355 millones de lempiras. Entre el 2010 y el 2015 las pérdidas de la estatal acumularán 27,000 millones de lempiras.

El analista eléctrico Luis Mossi, expresó a una estación radial, que la crisis financiera no es nueva, los organismos financieros internacionales han preparado informes y recomendaciones que al final el gobierno ha obviado. Mossi fue del parecer que el 23% de pérdidas técnicas y no técnicas que arrastra la ENEE, lo afrontan los consumidores.

El comisionado presidente para la Defensa y Promoción de la Competencia, Óscar Lanza, ha expresado que una forma de enfrentar la crisis de la estatal es la de dividir a la ENEE en empresas de distribución, transmisión y de generación de energía. "El modelo estatal de la ENEE, es ineficiente", indicó.