Santiago. El gerente general del Banco de Chile, Arturo Tagle, aseguró afirmó que no se violó el secreto bancario tras el envío de 52.770 cartolas erróneas a sus clientes.

En una entrevista al diario El Mercurio indicó que "no se violó el secreto bancario, dado que se trata de un hecho involuntario derivado de un error informático. La violación del secreto bancario existiría cuando en forma intencional se hace mal uso o difusión de la información de una persona".

Informó que la institución financiera ha recibido 159 reclamos y 570 consultas de información tras lo ocurrido, informó Radio Cooperativa.

Tagle aseguró que “no hay un gran revuelo de los clientes porque son gente respetable, seria, que sabe lo que es manejar una cuenta corriente, y en su inmensa mayoría, por lo que sabemos, si les llego una cartola errada, las han destruido, como les hemos pedido".

Añadió que el Banco de Chile evalúa “las acciones legales que corresponden" contra la empresa proveedora Xerox, debido a que "en el contrato se establecen cláusulas de confidencialidad y responsabilidad y en base a ellas vamos a actuar".

El ejecutivo dijo que no está en conocimiento de alguna demanda contra el banco, pero aclaró que "si alguien nos plantea que ha sido dañado o perjudicado, tendremos que analizarlo y ver cómo compensarlo".

Para Tagle esto fue un "error informático no intencional de personas vinculadas indirectamente con el banco por un contrato".