El gigante agroalimentario Cargill anunció este jueves que invertirá 450 millones de pesos (US$112,4 millones) en una planta de biocombustibles en Argentina, a la que añadirá un sistema de producción de energía para abastecerla.

Argentina es uno de los principales proveedores mundiales de biodiésel y el mayor exportador global de aceite de soja, insumo con el que se elabora casi todo el biocombustible.

"La planta va a estar en operación en septiembre del 2011", dijo a periodistas el presidente de Cargill en Argentina, Hugo Krajnc, tras reunirse con la presidenta Cristina Fernández.

"La construcción ya empezó", agregó.

La planta se ubica en la localidad de Villa Gobernador Gálvez, en la central provincia de Santa Fe, unos 350 kilómetros al norte de Buenos Aires.

La unidad mueve 13.000 toneladas de soja por día.

"Esa es la mayor planta de molienda de soja que opera Cargill a nivel mundial, y era el sitio natural para desarrollar estas dos inversiones, porque son dos inversiones complementarias del proceso", señaló Krajnc.

En Argentina finalizó recientemente la campaña 2009/10 de la soja, que dejó una cosecha récord de 52,7 millones de toneladas, según datos oficiales.

Cargill es un productor internacional y vendedor de alimentos, productos agrícolas, financieros e industriales. La empresa en la actualidad cuenta con presencia en 67 países.