Un préstamo por US$8.400 millones solicitará Fannie Mae -una de las empresas hipotecarias más grandes de EE.UU.- al gobierno federal para evitar la quiebra.

La empresa registró pérdidas por US$11.500 millones en el primer trimestre de este año, menor a las registradas en igual período de 2009, cuando se registraron déficits por US$15.500 millones.

Cabe destacar que el gobierno de Barack Obama ha reconocido su intención de acudir al rescate de la firma, ya que Fannie Mae y Freddie Mac, ambas controladas por el gobierno estadounidense, constituyen el eje central del mercado hipotecario de Estados Unidos, de acuerdo a ambitofinanciero.com

La situación revela que, de acuerdo a fuentes de la industria, la situación del mercado hipotecario de EE.UU. no se ha recuperado todavía de la reciente crisis.

Esa crisis en el mercado inmobiliario que se transmitió a todas las esferas de la economía estalló hace dos años cuando muchos de los que lograron préstamos hipotecarios no pudieron pagarlos.

Fuentes de Fannie Mae indicaron que continuarán reestructurando las hipotecas de clientes que tienen dificultades para hacer sus pagos mensuales y financiando nuevos préstamos.

Sin embargo, indicaron que tendrán especial cuidado de no permitir que ingresen en ese tipo de operaciones clientes que no estén en capacidad de reembolsar los créditos.