Lima. Los proyectos de instalación de banda ancha para la conectividad integral de las regiones Amazonas e Ica, que en diciembre del año pasado se entregó en concesión a la empresa GMC, ahora estarán a cargo de Gilat Networks Perú.

La Agencia de Promoción de la Inversión Privada de Perú (ProInversión) informó que este miércoles el Fondo de Inversión en Telecomunicaciones (Fitel) del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y Gilat suscribieron los contratos, luego de que GMC no completara los requisitos para la firma.

En un comunicado, ProInversión explica que la adjudicación fue revocada en acto público de fecha 15 de mayo, adjudicándose por tanto la buena pro al postor apto que tuvo la segunda mejor oferta.

La inversión total requerida en los proyectos asciende a aproximadamente US$95,2 millones y se prevé que beneficie a más de 298.000 peruanos. 

La inversión total requerida en los proyectos asciende a aproximadamente US$95,2 millones y se prevé que beneficie a más de 298.000 peruanos. 

El director Ejecutivo (e) y Director de Portafolio de Proyectos de ProInversión destacó que los proyectos permitirán que 349 localidades tengan el servicio de internet de alta velocidad a través de la ampliación de Redes de Transporte de Banda Ancha (fibra óptica) a las capitales de los distritos, y la implementación de las Redes de Acceso en las localidades beneficiadas.

Proyectos. Los dos proyectos de “Instalación de Banda Ancha para la Conectividad Integral y Desarrollo Social” proponen una solución mixta conformada por Redes de Transporte de alta capacidad y velocidad (fibra óptica) que serán de titularidad del Estado, así como Redes de Acceso que integrarán y brindarán servicios de telecomunicaciones de banda ancha a las localidades beneficiadas.

Gracias a estos proyectos se prestará el servicio público de acceso a Internet a instituciones públicas seleccionadas por el Fitel; asimismo se atenderá la demanda por dicho servicio de otras instituciones públicas y organizaciones privadas, y de las personas o familias que habitan en las localidades beneficiarias.

Los proyectos beneficiarán también como mínimo a 591 instituciones públicas, de las cuales 265 son establecimientos de salud, 50 comisarías y 276 locales escolares.