Excelsior.com.mx.  La industria del fitness en México tiene amplio potencial de crecimiento, pues 2% de la población pertenece a un club o asociación relacionados con el bienestar físico e incluso en 2012 facturó US$1.480 milloness, según los últimos datos disponibles de la International Health, Racquet & Sportsclub Association (IHRSA).

Ganarse a los clientes en el país no es tarea fácil, pues los largos traslados suelen desanimar incluso hasta al más entusiasta.

Sin embargo, los gimnasios de conveniencia franquiciados se presentan con la solución para retener más socios.

Durante los últimos meses se ha registrado un crecimiento exponencial de estos negocios, cuyo público objetivo son las personas que habitan a dos kilómetros a la redonda, miden entre 400 y 500 metros cuadrados y tienen capacidad para entre 500 y mil clientes, explicó a Excélsior Rodrigo Chávez, director general de Anytime Fitness México, cadena de gimnasios que entra en esta categoría.

Según el directivo, con el modelo de negocios y facilidades para quienes desean estar en forma, los 2,7 millones de mexicanos que están suscritos a centros deportivos deberían y podrían duplicarse en número en los próximos dos o tres años para alcanzar niveles como el de Brasil y Chile, en donde 6% de la población está inscrita en gimnasios.

Para Anytime Fitness, ese modelo han sido las franquicias.

Incluso la fórmula de la empresa, que abre sus locales 24 horas al día, la colocó ante la revista Forbes como el líder en el sector de franquicias 2014 a escala mundial y desde hace tres años que llegó a México ha encontrado un buen mercado en la aspiración de salud y belleza de los clientes, y tiene crecimientos de entre diez y 15% en el número de socios por gimnasio.

“De los 24 gimnasios que tenemos abiertos desde hace tres años ni uno solo pierde dinero ni ha tenido que ser cerrado o reubicado”, comentó Chávez, quien agregó que el éxito es tal para los franquiciatarios que algunos son dueños de más de uno.

Para aquellos que se han decidido a probar su habilidad en los negocios dentro de las franquicias del fitness, la inversión total puede alcanzar los US$300 mil, de los cuales US$150 mil pueden ser financiados con ayuda de la cadena, como en el caso de Anytime Fitness.

El tiempo del retorno de inversión en promedio es de 18 meses, pero depende de cuándo se abre el gimnasio; sin embargo, el punto de equilibrio se alcanza con los 300 socios.

Los planes de Anytime Fitness incluyen cerrar 2014 con 50 gimnasios abiertos y 75 territorios comprados.

A decir de Rodrigo Chávez, las franquicias son el modelo perfecto para dar abasto al crecimiento explosivo que se espera en México en la industria del fitness.