Londres. El presidente ejecutivo de Glencore, Ivan Glasenberg, elogió este miércoles los resultados del grupo como los "más sólidos de su historia", impulsados por una recuperación de los mercados de materias primas.

En línea con otras mineras que reportaron sus resultados este mes, Glasenberg dijo que había "presiones inflacionarias emergentes", pero que hasta el momento se veían compensados ​​por los fuertes precios de los subproductos, como el cobalto, y destacó que Glencore ha podido contener los costos.

Las acciones de Glencore subían alrededor del 4 por ciento a las 1045 GMT.

Después de superar a sus rivales el año pasado, el precio de las acciones de Glencore se ha visto rezagado en 2018, afectado por las preocupaciones sobre el conflicto en la República Democrática del Congo, donde la minera tiene operaciones importantes.

La minera y operadora de materias primas registró una ganancia ajustada para todo el año de US$14.760 millones.

Su negocio de marketing tuvo un alza de 3% y superó los US$3.000 millones por primera vez desde 2008. Glencore dijo en diciembre de 2017 que su EBIT de marketing (ganancias antes de intereses e impuestos) podría superar los US$2.800 millones.

Las presiones inflacionarias estuvieron vinculadas a un alza en los precios de las materias primas y a los efectos cambiarios, pero "no están ni cerca de donde se situaban en 2007-2008", dijo Kalmin.

Ahora que se ha recuperado de la crisis de las materias primas de 2015-2016, que lo golpeó más que a sus pares, Glencore dijo que evitará realizar acuerdos imprudentes, comprando solo cuando surjan oportunidades correctas, al tiempo que limitará la deuda y recompensará a los accionistas.