Río de Janeiro. La multinacional automovilística General Motors anunció hoy que invertirá 3.100 millones de reales (US$981 millones) en las fábricas que posee en Sao Caetano do Sul (estado de Sao Paulo, sureste de Brasil) y en Joinville (estado de Santa Catarina, sur).

     Lo anterior forma parte de su plan de inversiones por 13.000 millones de reales (unos US$4.116 millones) previstos en Brasil hasta 2020.

     En un comunicado, General Motors aseguró que invertirá 1.200 millones de reales (US$380 millones) en su fábrica de vehículos de Sao Caetano do Sul y 1.900 millones de reales (US$601 millones) en la unidad de producción de motores que tiene en Joinville.

     La montadora aseguró que además de nuevos productos, los recursos serán aplicados en tecnología y sistemas de manufacturación, preparando las operaciones de General Motors en la región para convertirse en una plataforma de exportación global.

     A inicios de mes, la montadora ya había anunciado una inversión de 1.400 millones de reales (US$443 millones) en su fábrica de Gravataí (estado de Rio Grande do Sul, sur de Brasil).

     "El nuevo aporte a las operaciones en Sao Paulo, Santa Catarina y Rio Grande do Sul permitirá apliar la línea de productos" , aseguró en una nota el presidente de GM Mercosul, Carlos Zarlenga.

     General Motors lidera en el acumulado de este año las ventas de vehículos en Brasil, con 209.300 unidades vendidas entre enero y julio, un 12% más que en el mismo período del año pasado. La cifra es el triple del crecimiento de las ventas en el mismo período, del 4%.