El fabricante estadounidense de autos General Motors anunció este martes que creará una nueva organización regional para abastecer la creciente demanda en Sudamérica.

La firma dijo que la nueva unidad, llamada GM Sudamérica, tendrá su sede en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

La nueva unidad incluirá las operaciones existentes de ventas y manufacturas de GM en Brasil, Argentina, Colombia, Ecuador y Venezuela junto con las actividades de ventas en esos países y en Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

GM Sudamérica actualmente emplea a cerca de 29.000 trabajadores.

En los cinco primeros meses de 2010, GM vendió 394.000 vehículos en Sudamérica.

En los cinco primeros meses del año, GM vendió 394.000 vehículos en Sudamérica y su cuota de mercado fue de un 20,2%.

La unidad en Sudamérica será dirigida por Jaime Ardila, actualmente presidente y gerente general de las operaciones de la compañía en el Mercosur.

El cargo de Ardila será presidente de GM Sudamérica, y reportará directamente a Ed Whitacre, director y presidente ejecutivo de la firma.

GM dijo que Ardila sería el empleado hispano de más alto rango de la compañía.