General Motors Co. anunció este jueves que las ventas de vehículos en Estados Unidos de las cuatro marcas que la empresa planea mantener tras su reestructuración crecieron el 36% en junio, gracias a la solidez en las ventas de sus vehículos con características mixtas y a una recuperación parcial de las ventas de sus camionetas y vehículos todoterreno, o SUV.

Don Johnson, vicepresidente de ventas en Estados Unidos, dijo que el resurgimiento en las ventas de camionetas grandes fue un factor clave detrás de los resultados de junio.

Entre las cuatro marcas de GM, Buick y GMC encabezaron las ventas, al crecer el 53% y el 45%, respectivamente. Las ventas de Chevrolet y Cadillac aumentaron el 32% y el 39%, respectivamente.

GM agregó que las ventas totales combinadas de esas marcas sumaron 194.828 unidades en el mes, su noveno mes consecutivo de incrementos interanuales.

Junio tuvo 25 días de ventas, al igual que el año pasado.

Los inventarios de vehículos en Estados Unidos se situaron en cerca de 438.000 al fin de junio, un ascenso del 7,4% frente al mes anterior, pero una caída del 25% en relación con los niveles del mismo mes de hace un año.