General Motors de México ya se puso en contacto con los dueños de 4.590 vehículos para llamarlos a revisión  producto de fallas en sus cinturones de seguridad.

Las fallas corresponden a modelos 2009 y 2010 de los Chevrolet Traverse, GMC Acadia y Buick Enclave, los cuales presentan fallas en sus cinturones de seguridad correspondientes a la segunda fila de asientos.

General Motors explicó que los enganches de los cinturones de seguridad de la segunda fila de asientos podrían funcionar de manera inadecuada, de acuerdo a El Universal.

Precisó que podrían mostrar un aseguramiento aparente o dificultar que sean liberados en situaciones en las que el marco del asiento restringe la rotación del enganche del cinturón, como al regresar el asiento a su posición normal después de haber sido plegado.

Ante ello, la Procuraduría Federal del Consumidor de ese país exhortó a los propietarios de dichos vehículos a que acudan con General Motors para realizar la compostura necesaria, y señala que estará atenta al cumplimiento de esta empresa, además de que atenderá quejas de los consumidores y brindará asesoría vía telefónica.