Nueva York. GM anunció este miércoles los términos finales para una oferta inicial de acciones que podría obtener hasta US$22.700 millones, en medio de un gran interés inversor por los títulos de la automotriz, que pasó de líder del mercado a ser rescatada por del gobierno.

En el techo de su rango de precios, la Oferta Pública Inicial (OPI) podría ser la más grande de la historia de Estados Unidos.

La operación además sería un gran paso para quedar en equilibrio con el rescate del gobierno estadounidense, que fue por US$50.000 millones.

GM planea vender 478 millones de acciones ordinarias a entre US$32 y 33 cada una y US$4.000 millones en acciones preferentes, según una presentación enmendada ante los reguladores de valores de Estados Unidos realizada este miércoles.

La automotriz había apuntado inicialmente a vender 365 millones de acciones por entre US$26 y 29 cada una y US$3.000 millones en acciones preferentes, pero elevó los términos frente a la robusta demanda.

Si los colocadores ejercen su opción de sobreasignación, la OPI podría conseguir US$18.000 millones en acciones ordinarias y US$4.600 millones por las acciones preferentes.