El gobernador, Francisco Pérez, visitó el yacimiento Potasio Río Colorado en la localidad de Malargüe, donde descartó que la minera brasileña Vale haya comenzado tareas de desmantelamiento de las obras llevadas a cabo en lugar.

"El compromiso está en que la provincia de Mendoza va a estar al lado de los trabajadores y el proyecto va a continuar”, afirmó Pérez tras el recorrido realizado por el yacimiento minero ubicado en Malargüe, al sur de Mendoza.

Tras la reciente decisión de la empresa brasilera Vale de abandonar el proyecto de exploración, explotación y producción de potasio, el gobernador anunció que viajará nuevamente a Buenos Aires para seguir de cerca las alternativas de la situación.

“Lo importante es llevar la tranquilidad que estamos sobre el tema, que es la prioridad uno de esta provincia, que no lo vamos a descuidar y que estamos trabajando con un equipo jurídico, ingenieril y técnico para rediseñar el proyecto ante un escenario de abandono del proyecto por parte de la empresa", señaló.

Pérez viajó este viernes al yacimiento Potasio Río Colorado para conocer en persona el estado del yacimiento y los movimientos que se registran en la planta, en compañía del ministro de Ambiente, Marcos Zandomeni; el coordinador de Gabinete, Eduardo Bauza; y el intendente de Malargüe, Juan Antonio Agulles.

La intención fue evaluar la situación, recorrer la zona ubicada a unos 600 kilómetros de la capital provincial y hablar con los empleados.

Tras su recorrido, desmintió los rumores de desmantelamiento de la planta y aclaró que "una cosa es desmantelar y otra desmovilizar, ya que desmovilizar significa que están retirando las máquinas viales, las camionetas y las topadoras”.

“Hoy se han retirado unas seis máquinas viales que pertenecen a Skanka. Pero para nuestra tranquilidad el campamento y comedor para 2500 personas, las subestaciones eléctricas, los tanques de agua, talleres metalúrgicos en donde se ensamblan las maquinarias y el hospital se encuentran funcionando”, aseguró.

Según informó, “alrededor de 140 personas dedicadas a la seguridad y el mantenimiento se encuentran trabajando”, aunque aclaró que “las actividades están suspendidas y la obra detenida".

"Hemos pedido a Vale que frene los telegramas de despido a través de los contratistas hasta tanto tengamos más certeza de lo que va a hacer en el futuro, porque la suspensión temporal que ayer ingresó por nota a gobierno no precisa de cuánto tiempo estamos hablando", dijo.

El mandatario aclaró que quiere "llevar la mayor tranquilidad posible a los trabajadores y contratistas, a todos los que de alguna manera trabajaban alrededor del emprendimiento porque el proyecto va a continuar”.

“Si es con Vale, nos sentaremos a ver en qué condiciones, y si no es con Vale, estamos estudiando distintas alternativas en el corto y mediano plazo", remarcó.

Finalmente, aclaró que en la planta trabajan 2400 personas y que la cifra trepa a 5200 los puestos en todas las provincias involucradas.

“Vale sólo tiene 24 empleados en relación laboral directa y se toma de esto para decir que no tiene responsabilidad de todo esto", adviritó el gobernador.