El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció este miércoles la elaboración de un plan de ajuste “para potenciar el rendimiento de la Empresa de Correros de Bolivia (Ecobol) a través de nuevos servicios”. La entidad venderá diez inmuebles a título oneroso.

“El personal en funciones trabajará en un plan de ajuste de reingeniería económica y financiera para potenciar el rendimiento de la empresa a través de nuevos servicios y evitar pérdidas”, declaró ayer el ministro y anunció que esto se realizará “mediante un proceso empresarial gradual”.

El 20 de septiembre La Razón informó que la Ley 571 del 8 de septiembre autoriza a Ecobol “transferir a título oneroso” bienes inmuebles de su propiedad a favor del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. Con estos recursos se pretende honrar deudas económicas y sociales para evitar el cierre de la empresa.

La disposición adicional única de dicha ley es la que autoriza ese traspaso para el funcionamiento de oficinas públicas. El documento añade: “Esta transferencia se realizará en arras (garantía) y será anotada preventivamente en Derechos Reales”. La norma dice que la ley será reglamentada mediante decreto supremo.

Quintana aclaró anoche, luego de una primera declaración en la maña na, que “se transferirá a título oneroso diez inmuebles al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas”. También precisó que “en recursos humanos se tiene proyectada la jubilación voluntaria de aproximadamente 300 servidores públicos”.

Información. El gerente general de Ecobol, Luis Alberto Paz Soldán, explicó en una anterior entrevista, publicada el 20 de septiembre por La Razón, que a pesar de la transferencia de los inmuebles de Ecobol seguirán trabajando en esas oficinas y anticipó que serían diez los bienes que pasarían al Ministerio de Economía.

“Eso es parte para que haya la inyección de capital a Ecobol, forma parte de eso. Ahora hay que sacar un decreto supremo reglamentario a la ley para que esos bienes, que solo son diez, pasen al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, y ahí se hace la inyección de capital”, indicó el gerente en esa oportunidad.

Este diario intentó contactarse la tarde de este miércoles con la secretaria general del Sindicato de Trabajadores de Ecobol de La Paz, Jacqueline Sangüeza, pero no contestó su celular y tampoco su número fijo. Sin embargo, en anteriores declaraciones a este medio, la dirigente manifestó que las autoridades iban a determinar en el decreto supremo el monto que darán a la empresa por esos inmuebles. Sangüeza añadió que los recursos serán para cubrir las deudas de Ecobol, que vienen de gestiones pasadas y que no fueron solucionadas. La reestructuración de Ecobol fue anunciada por el Gobierno en enero del año pasado con el argumento de que la empresa no era rentable para autosustentarse.