Buenos Aires. La presidenta argentina, Cristina Fernández, analizó ayer lunes con los gobernadores de las diez provincias petroleras del país las que serán las líneas de un proyecto para crear una nueva ley de hidrocarburos, informaron fuentes oficiales.

A la reunión, que se realizó en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, asistieron también el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio De Vido, y el titular de la petrolera YPF, Miguel Galluccio.

Los mandatarios provinciales acordaron con el gobierno nacional remitirle el próximo lunes distintas propuestas emanadas de las provincias para ser sumadas al borrador de la iniciativa.

"El gobierno nos hizo llegar una propuesta orientada fundamentalmente hacia el petróleo no convencional, hacia la recuperación terciaria y hacia los petróleos más pesados", dijo en rueda de prensa el gobernador de la sureña provincia de Chubut, Martín Buzzi.

"Quedamos que el lunes próximos acercaremos ideas que permitan enriquecer este proyecto base con la visión de cada una de las provincias", señaló Buzzi.

La iniciativa, según medios locales, puede generar resistencia entre los gobernadores pues podría limitar el poder de decisión de las provincias, titulares de los derechos sobre los recursos de petróleo y gas en Argentina.

Al dialogar ayer con la prensa, los gobernadores aseguraron que se buscará un consenso amplio entre las diez provincias argentinas con producción de petróleo y gas.

Entre los puntos en debate están las tasas de regalía que cobran las provincias a las empresas petroleras y el rol de las compañías provinciales estatales en los proyectos operados por firmas privadas.