Buenos Aires. El gobierno argentino dijo este viernes que acusó a cuatro ejecutivos de la empresa Papel Prensa SA por violar sus responsabilidades fiduciarias.

Los ejecutivos, entre los que figuran el gerente general, Jorge Noseda, y el director general de finanzas, Carlos Aguirre, están acusados de tomar "una serie de decisiones que no fueron aprobadas por el directorio de la sociedad", las cuales dañaron los intereses económicos de la firma, dijo la Procuración del Tesoro de la Nación en un comunicado.

Entre los cargos formulados, el gobierno dijo que los ejecutivos aprobaron aumentos de sueldo arbitrariamente y que no informaron al directorio de unos 20,2 millones de pesos (US$5,1 millones) adeudados a la compañía por el periódico La Nación SA.

Voceros de los accionistas mayoritarios de la compañía de medios, Grupo Clarín SA y La Nación, no respondieron llamados ni correos electrónicos solicitando comentarios sobre las denuncias.

El gobierno tiene una participación minoritaria en Papel Prensa.