Buenos Aires. El gobierno argentino estimó el jueves que la producción de soja del ciclo 2009/10 llegaría al nivel récord de 53,5 millones de toneladas, por encima de los 52,5 millones anticipados el mes pasado.

El alza en la estimación del Ministerio de Agricultura obedece a un incremento en el cálculo del área sembrada con soja a 18,5 millones de hectáreas -desde los 18,3 millones anteriores- y al clima favorable.

La producción estará muy por encima de los escasos 31 millones de toneladas de la temporada 2008/09, cuando los cultivos fueron muy castigados por una extensa sequía en Argentina, el mayor exportador mundial de derivados de soja y el tercero de granos de la oleaginosa.

"La evolución de los lotes a lo largo de su ciclo se vio favorecida por la ocurrencia de precipitaciones abundantes y reiteradas", señaló el Ministerio de Agricultura en su estimación mensual de granos. La recolección de la soja se encuentra ya en el 86% del área total sembrada en el país.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés) prevé que la cosecha argentina de soja 2009/10 sea de 54 millones de toneladas.

La cartera argentina de Agricultura estimó también que la producción de maíz 2009/10 sería de 21 millones de toneladas, frente a los 20,5 millones pronosticados en abril.

La proyección obedece principalmente a que se modificó la superficie estimada para el cereal, que pasó a 3,4 millones de hectáreas desde los 3,35 estimados en abril.

El USDA pronosticó la cosecha argentina de maíz en 21 millones de toneladas.

Por otro lado, el Gobierno prevé que el área del trigo 2010/11 -cuya siembra acaba de iniciarse- sería entre un 10 y 12 por ciento superior a los 3,2 millones de hectáreas de la campaña previa.

En la temporada pasada, la producción del cereal apenas alcanzó los 7,48 millones de toneladas, afectada por la grave sequía.

El USDA estimó la producción argentina de trigo 2010/11 en 12 millones de toneladas.