Buenos Aires. El gobierno de Argentina dijo este miércoles que extenderá su investigación de los apagones que afectaron a la capital a fines de diciembre de 2010, para incluir a las tres compañías que proveen de electricidad a la zona urbana más grande del país.

El ministerio de Planificación solicitará al regulador federal de electricidad, Enre, que inicie una auditoría de 30 días de los distribuidores Edenor y Edelap, sólo un día después de ordenar una revisión similar de las operaciones de Edesur SA.

Las auditorías examinarán la severidad de los apagones, el mantenimiento de equipos, y si las compañías han cumplido con los requisitos de inversión de sus respectivas concesiones, entre otros factores, dijo el ministerio.

Con la ola de calor que afecta a Buenos Aires, la red eléctrica ha colapsado ante un consumo récord que ha provocado cortes esporádicos del suministro eléctrico.

Multas. Argentina dijo este lunes 3 de enero que multará a las compañías de distribución de electricidad Edesur SA, Edelap SA y Edenor SA en unos 70 millones de pesos (US$17,6 millones) en respuesta a apagones en y alrededor de la capital Buenos Aires el mes pasado.

El ministro de Planificación Julio De Vido dijo que Edesur recibiría la multa más alta por su mal manejo de la crisis.

Asimismo, Enre dio a Edesur SA 10 días para presentar un plan de inversiones y para arreglar los problemas que dieron lugar a una serie de apagones durante una ola de calor en Buenos Aires a fines de diciembre.

Edesur es controlada indirectamente por la italiana Enel SpA.

Edenor es controlada por la compañía holding Pampa Energía SA, y la participación mayoritaria de Edelap pertenece a la estadounidense AES Corporation (AES).

De Vido insinuó que el gobierno podría revocar la concesión de la compañía si halla argumentos para hacerlo.