Buenos Aires. La ministra de Industria de Argentina, Débora Giorgi, destacó que en los últimos meses se multiplicaron las inversiones destinadas a la generación de energías alternativas, con anuncios por más de 1.350 millones de pesos (US$317 millones).

“Estas inversiones permiten, por un lado, sumar distintos usos de las materias primas y agregar valor, y por otro, diversificar la matriz energética”, dijo Giorgi, de acuerdo con un comunicado del ministerio de Industria.

Según detalló el ministerio de Industria en un comunicado, la firma ProMaíz anunció la semana pasada una inversión de 850 millones de pesos para instalar una planta de molienda de maíz en la localidad cordobesa de Alejandro Roca, donde producirá un volumen de etanol que sustituirá importaciones de nafta por US$117 millones.

Asimismo, directivos de la empresa Noble Argentina anunciaron, en junio pasado, una inversión de US$50 millones para construir una planta de biodiesel con una planta de cogeneración de energía en su complejo de Timbúes, provincia de Santa Fe.

Por su parte, la firma alemana Evonik Degussa anunció en marzo pasado una inversión de US$30 millones para construir en Santa Fe una planta de metilato de sodio, que sustituirá importaciones por US$40 millones, será la única en el Mercosur y la tercera en el mundo.

En tanto, y en el marco del pedido del gobierno a las automotrices para que equilibren sus balanzas comerciales, Alfa Romeo presentó una inversión de US$2,5 millones para instalar una nueva planta de fabricación de biodiesel.

"Argentina es uno de los países líderes en el mercado mundial de biodiesel, ubicado entre los cinco mayores productores mundiales, y dentro del llamado `club de los millonarios`, integrado por los países que producen más de un millón de toneladas por año", aseguró Giorgi.

Además, destacó que “el Gobierno Nacional tiene un férreo compromiso de fortalecer el sector industrial promoviendo no solo la generación de empleo decente y de calidad, sino también la producción sustentable, haciendo uso amigable del medio ambiente”.

La ministra resaltó también el acuerdo que firmó esta semana para que una empresa China presente proyectos para producir en el país -con socios locales- vehículos eléctricos para el transporte público.

“Es necesario desarrollar todas las fuentes de energía renovable que América Latina tiene en gran medida y aún no han sido explotadas en toda su potencialidad”, agregó.

Argentina es el primer exportador mundial de biodiesel, con más de US$1.500 millones anuales, y cuenta con 26 plantas productoras que suman inversiones por US$900 millones.