La Paz. La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, aseguró que el gobierno firmó un acuerdo con los productores de caña en Bermejo para la construcción de plantas elaboradoras de chancaca y que los intransigentes son los dirigentes del sector que están en La Paz generando bloqueos y marchas que perjudican a la población.

El presidente Evo Morales anunció que convocó a los cañeros a una reunión para las 10:00 horas en su despacho, en la que buscarán alternativas a la demanda de instalar un ingenio azucarero en Bermejo.

Los cañeros bloquearon este lunes las arterias del centro paceño exigiendo una audiencia con el presidente Morales.

La ministra Morales lamentó que estos dirigentes no hayan concertado con sus bases las propuestas del gobierno nacional y manifestó que en el extranjero pagan buen precio por la chancaca, según un reporte de la Red PAT.

En el marco de la cita con los cañeros, la ministra afirmó que el gobierno está abierto al diálogo para buscar soluciones, “hay muchas alternativas para darle solución al tema”, sostuvo.

En torno a las acusaciones de la dirigencia en contra del presidente Evo Morales por malversación de fondos, Teresa Morales rechazó de forma contundente la postura del sector cañero, afirmando que “eso no lo voy a tolerar, porque el presidente no tiene nada que ver”.

Un grupo de cañeros, que respalda en Bermejo las movilizaciones en la sede de gobierno, cerró el puente internacional que conecta a Bolivia con Argentina y ha generado la molestia de los habitantes de esa región.

El dirigente Gumercindio Condori aseveró que la construcción de plantas cañeras es inviable porque no se cuenta con un mercado sólido.

Los cañeros en La Paz amenazan para este martes con la toma de instituciones públicas en Tarija si el gobierno mantiene su posición.

Según la ministra el proyecto de construcción de un nuevo ingenio dejó de ser factible porque se comprobó que no hay suficiente caña de azúcar para procesarla,  según un reporte de la agencia de noticias ABI.