La Paz. Tras un fallido intento por creas un Fondo de incentivo petrolero, el gobierno de Bolivia todavía no logra definir una política clara con respecto a cómo fomentar el desarrollo y la exploración en nuevos campos, situción que pone el jaque el futuro abastecimiento del mercado interno.

Según consigna Hidrocarburos Bolivia, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Alvaro García dijeron si el estado continúa subvencionando el precio de los combustibles líquidos en el mercado interno, no estaba garantizada la inversión de las petroleras privadas ni el de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Carlos Villegas, representante de la petrolera estatal, ya había anunciado hace algunos días que se reembolsaría el 100% de la inversión a las compañías petroleras que operan en Bolivia si las tareas de exploración tenían resultados positivos.

El analista Hugo del Granado explicó que “en el campo exploratorio la situación es distinta porque se trataría de nuevos emprendimientos. No es sólo precios sino una estructura jurídica para acceder a los campos reservados para YPFB. En tanto se mantenga la actual política exploratoria, no se augura el interés de compañías serias por arriesgar capitales en el país”.