La Paz. El gobierno propuso incluir en el proyecto de Ley de Minería el incremento de la alícuota del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) y la creación de un nuevo tributo denominado Impuesto por Remesas de Dividendos (IRD) para el sector privado.

Así lo confirmó una fuente consultada por La Razón y que forma parte de la comisión redactora del referido proyecto de ley.  El trabajo de la comisión fue suspendido hasta el próximo 15 de septiembre debido a que la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia realizará su congreso nacional.

La propuesta gubernamental da cuenta de una nueva fórmula de cálculo, el cual multiplica el precio de la cotización actual del mineral por 0,25% más 5.

El resultado es la alícuota que deberán pagar las empresas estatales y las privadas. La medida fue rechazada por los privados y los trabajadores mineros sindicalizados, explicó la fuente consultada por este medio.

“0,25% por US$10,60, que es la cotización actual del estaño, es igual a 2,65%. Esta cifra más 5 es igual a 7,65%, que es lo que nos está proponiendo pagar el gobierno, con esto nos estaría aumentando 2,65%”, precisó.

Con esta medida, el IUE se incrementaría del actual 37,5% que pagan actualmente las empresas del sector minero a aproximadamente 40%.

Además, el ejecutivo planteó la creación de un nuevo tributo denominado Impuesto por Remesas de Dividendos (IRD) que sería aplicado sólo a las empresas mineras privadas, cuyo porcentaje bordearía el 12,5%.

Si se aplica el nuevo impuesto para las privadas, éstas tendrán que pagar 55% en tributos al Estado: 5% por regalías, 37,5% por Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) y 12,5% por el IRD.

“Lo que quiere aplicar el gobierno es un Impuesto por Remesas de Dividendos de 12,5% solamente para las empresas privadas, porque la minería estatal no exporta remesas, sino que lo entrega directamente al Estado. Por el contrario, las cooperativas no pagarían este impuesto porque tienen derechos preconstituidos”, explicó la fuente.

Asimismo, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) propuso que las empresas estatales sólo paguen por el IUE el 27,5% y no el 37,5%. También planteó que una parte de las ganancias netas, aparte de las previsiones, se destine al Estado.

Críticas a otro sector. Las cooperativas sólo quieren pagar el 5% por regalías y no los demás tributos con la nueva Ley Minera, denunció la fuente consultada por La Razón.

Toma de minas se tipificará como delito. Los avasallamientos de los centros mineros privados y estatales serán sancionados por la nueva Ley de Minería conforme a los delitos estipulados en el Código Penal, señaló la fuente que participa en la elaboración de la normativa.

Mientras la comisión redactora de la nueva ley no se reúna hasta el 15 de septiembre, el equipo jurídico que se conformó elaborará los artículos respectivos al tema de los avasallamientos y otros que requieren de justificaciones legales, señaló el entrevistado.

“Los avasalladores serán sancionados con el Código Penal mediante el artículo 78 y serán condenados a cinco años de cárcel. Así va a ser, y los malos operadores (de la minería) que no quieran pagar sueldos a los trabajadores (también) van a seguir el mismo camino, los vamos a meter a la cárcel en la nueva ley”, afirmó. Hasta el momento, la comisión redactora de la nueva ley avanzó hasta el artículo 128.