La Paz. El gobierno boliviano colabora con la preservación del Cerro Rico (Potosí) debido a las amenazas de desplome por la desmedida explotación, indicó este martes el ministro de Minería de Bolivia, José Pimentel.

El ministro indicó que las labores del Ejecutivo se coordinan con una comisión técnica del Comité Interinstitucional de esa zona.


Según consigna Prensa Latina, el objetivo de la colaboración es recuperar algunas bocaminas para llegar a la base del deslizamiento y realizar trabajos y acciones que eviten un futuro derrumbe.

Cerro Rico es uno de los yacimientos de plata más importantes del mundo, fue declarado “Patrimonio Intangible de la Humanidad” por las Naciones Unidas. Además es el símbolo de la bandera de Bolivia.

Dicho cerro sufre hundimientos desde 2010 por su excesiva explotación desde hace más de 500 años, ocurriendo el último en enero pasado en la cúspide de ese yacimiento.