La Paz. El gobierno boliviano comprará un avión de fabricación francesa, avaluado en US$38,7 millones, para reemplazar el actual avión presidencial que fue comprado en 1975 y había presentado riesgosas fallas.

Así se autorizó a través de un decreto difundido este viernes, que exime la adquisición de una licitación previa.

El avión es un modelo Dassault Falcon 900Ex Easy y con su adquisición se podrá dejar de utilizar la vieja nave presidencial, que, según el decreto, ha causado varios incidentes "que han puesto en riesgo la vida de primer mandatario", informó Univisión.

En la oposición, la diputada Norma Pierola - del Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional- investigará la operación que calificó de “irregular”, pues argumentó que es obligatorio hacer licitaciones para incurrir en gastos millonarios.

Además pedirá antecedentes sobre los acuerdos que Bolivia ha avanzado con Rusia para comprar otro avión, modelo Antonov.

El año pasado comenzaron las conversaciones con Moscú para adquirir un avión ruso que tendría un costo cercano a los US$30 millones.

En el marco de las negociaciones, Rusia ofreció a Bolivia construir en la zona central del Chapare –donde está la base de sindicatos de cocaleros que apoyan al presidente Evo Morales- un aeropuerto y un centro de mantenimiento de aviones Antonov para toda Sudamérica.

Sobre este punto, el ministro boliviano de Defensa, Rubén Saavedra, dijo a La Prensa que a pesar de la compra de la aeronave francesa, el plan para comprar un Antonov se mantiene.

"Continuamos negociando con Rusia un préstamo para la modernización tecnológica y logística de las Fuerzas Armadas, en cuyo paquete se incluye la adquisición de helicópteros multipropósito y un avión Antonov, además de otros equipamiento"

Según el diario La Razón el gobierno boliviano incrementó una petición de ayuda económica a Rusia de entre US$100 y US$150 millones.