La Paz. El ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira, anunció que el gobierno central seguirá apoyando a la Empresa Minera de Huanuni para evitar una posible quiebra, al confirmar que perdió al menos US$4,5 millones en los últimos nueve días, por la huelga indefinida que mantienen sus trabajadores desde el pasado 7 de mayo.

"Se seguirá apoyando a nuestras empresas para que vayan adelante, no hay la mínima posibilidad de poder llevar a la empresa a un fracaso total, si bien en este tiempo está con ese riesgo, con ese colapso económico, pero nosotros como Estado vamos a trabajar para que esta empresa vaya adelante", remarcó en conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno.

Los trabajadores de la Empresa Minera Huanuni decidieron acatar el paro indefinido decretado por la COB desde la madrugada del 7 de mayo, en demanda a una jubilación con el 100% de sus salarios y en algunos casos también pensiones de 8.000 bolivianos (US$1.116,4).

El Ministro de Minería recordó que el Estado boliviano financió con más de US$24 millones el inicio de operaciones de Huanuni y entregó otros US$61,7 millones para el pago de sus obligaciones impositivas.

Asimismo, reiteró que más de 300 trabajadores de Huanuni perciben en la actualidad salarios superiores al fijado hasta hace poco para el presidente Evo Morales, es decir, más de 18.000 bolivianos.

Según fuentes oficiales, al menos 11 dirigentes de Huanuni declarados en comisión ganan salarios superiores a los 20.000 bolivianos y tres más cobran mensualmente entre 30.000 y 40.000 bolivianos.