Pasar al contenido principal
Gobierno boliviano confirma que YPFB desarrollará proyectos de urea, polietilenos y gas
Sábado, Julio 16, 2011 - 17:10

YPFB asumirá los proyectos de primera generación que están a cargo de la Empresa Boliviana de Industrialización de los Hidrocarburos (EBIH), porque ésta aún no cuenta con la capacidad técnica para ejecutarlos. La EBIH se hará cargo de la parte administrativa.

La Paz. El domingo el diario La Razón informó que el Ejecutivo decidió aprobar el Decreto 0922 que “autoriza al Ministerio de Hidrocarburos—en el marco de la política nacional del sector— determinar los proyectos de industrialización a ser ejecutados por YPFB”, siendo que la Constitución determina que la EBIH esté a cargo de los mismos.

“La EBIH —que es una empresa de reciente creación— tiene que manejar miles de millones de dólares”, lo que es para ésta “una responsabilidad muy complicada, siendo que todavía no tiene el personal capacitado” para este fin, explicó ayer el ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez.

La EBIH tenía proyectado ejecutar hasta el 2017 la construcción de las plantas de primera generación (Urea Carrasco, GTL Carrasco, Urea Mutún, Polietilenos Mutún y Polietilenos Gran Chaco) con recursos que superan los US$ 6.000 millones y ya había desarrollado un Esquema de Negocios para la planta de Urea Carrasco.

“Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tiene la experiencia y el cuerpo técnico para implementar estos proyectos”, aseguró Gutiérrez.

El artículo 363 de la Carta Magna especifica que la EBIH es “responsable de ejecutar, en representación del Estado, la industrialización de los hidrocarburos” en el país.

El decreto 0922 “no viola la Constitución”, sino “aprovecha a ambas empresas estatales (...). Estamos haciendo un convenio entre empresas”, sostuvo. La norma da mayores recursos (Bs 21 millones) a YPFB para efectuar esta tarea; mientras que “la EBIH capacitará a su personal en el exterior para hacerse cargo de la administración (de las plantas)”, reveló.

La petrolera estatal iniciará la industrialización con la ejecución del proyecto Urea Carrasco, para luego efectuar, junto a la EBIH, los estudios a diseño final de las plantas de polietilenos. Posteriormente, anunció, “YPFB realizaría los estudios para la construcción de una planta de GTL (conversión de gas a líquidos, por sus siglas en inglés)”.

El complejo industrial Urea Carrasco tiene un costo aproximado de US$ 920 millones y tendrá una capacidad de producción de 1.925 toneladas métricas de urea, según datos de la EBIH.

Se prevé que el 40% del financiamiento del proyecto sea efectuado con aportes propios y el restante 60% con recursos de futuros socios estratégicos.

El requerimiento estimado de gas para el proyecto hasta el 2030 era de 0,23 trillones de pies cúbicos (TCF), pero el último cálculo es de “al menos 0,34 TCF”. El Análisis Económico-Financiero del Estudio de Factibilidad señala que —tras cubrir los costos operativos, fijos e impuestos— “la utilidad neta (del proyecto) al cabo de 20 años alcanzará un valor estimado de US$ 2.800 millones”.