El gobierno boliviano otorgó a los accionistas de AeroSur y al inversionista William Petty una tercera oportunidad para que este sábado presenten un nuevo Plan de Salvataje y otro Plan de Operaciones para sacar de la crisis a la empresa. En tanto, el Ejecutivo puso cuatro condiciones.

La decisión surgió este jueves en la reunión que sostuvieron el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez; el director de la Autoridad de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), Clifford Paravicini; los socios de AeroSur y el empresario estadounidense William Petty, con el objetivo de buscar una solución para el relanzamiento de la empresa.

“Nos han permitido (las autoridades de gobierno) que mañana (sábado) a las cuatro de la tarde presentemos un nuevo Plan de Operaciones y un Plan de Salvataje. Nos han dado algunos puntos que vamos a incluir en los planes”, dijo Petty luego de reunirse con las autoridades de gobierno.

El 17 de abril, el Ministro de Obras Públicas rechazó por primera vez el Plan de Salvataje de AeroSur y dijo que la empresa requería de una inversión de US$15 millones.

El martes, la ATT objetó por segunda vez el Plan de Operaciones y el Plan de Salvataje porque los ingresos y egresos estaban sobrevalorados y que los US$15 millones de inversión comprometidos por Petty no eran suficientes para relanzar a la aerolínea.

Este jueves por la mañana, Sánchez aclaró que existen cuatro condiciones para que la empresa vuelva a operar. La primera es que pague los sueldos adeudados a sus trabajadores; la segunda, honrar sus adeudos tributarios al fisco; la tercera es realizar la anotación de sus bienes e inmuebles a nombre del riesgo compartido y, la cuarta, depositar los US$15 millones en un banco.

“Proponemos que sea en el Banco Unión” o que coloquen una boleta de garantía por igual monto, añadió el ministro. El empresario estadounidense señaló que en ambos planes que se presentarán este viernes se incorporarán las recomendaciones hechas por el gobierno en la reunión.

“Vamos a revisar el contrato del Plan de Operaciones y el Plan de Salvataje”, detalló. El 20 de este mes, se informó que el director de la ATT, Clifford Paravicini, puso como condición que la aerolínea deba depositar US$15 millones en un banco nacional para que reanude sus operaciones.

Por último, Sánchez ratificó que para recuperar la deuda impositiva que tiene AeroSur con el fisco, se iniciará un proceso por “quiebra fraudulenta” en contra de los accionistas de la empresa, a través de la anotación de sus bienes.

Según Paravicini, la deuda de la compañía ha crecido y ahora es de US$400 millones.

El mercado aéreo va en ascenso. Subida. Según la DGAC, entre 2007 y 2011 se registró un crecimiento en el tráfico aéreo de pasajeros. En dicho período, el número de pasajeros subió de 1.097.755 a 1.491.373 personas transportadas.

Descenso. En el caso de AeroSur, 2008 fue el único año que tuvo un alto de tráfico de pasajeros. Este resultado coincidió con la salida de operaciones del LAB.

Desde 2009 hasta 2011, las cifras fueron en descenso para AeroSur. Por contra, desde que inició operaciones, Boliviana de Aviación (BOA) tuvo un constante crecimiento.

BOA habilita vuelos extra por demanda. La alta demanda de pasajes provocada por la salida de AeroSur motivó que Boliviana de Aviación habilite vuelos especiales los fines de semana en el eje troncal.

La empresa estatal prevé que la tendencia se incrementará por la época de invierno. La gerente regional de BOA La Paz, Rose Mary Carmen Flores, explicó que la alta demanda de pasajes se registra con preferencia en las rutas a La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y se inicia el jueves hasta el domingo de cada semana.

En el caso de Tarija, el requerimiento es ocasional. “Los fines de semana se ve un incremento en la demanda de pasajes y estamos poniendo vuelos especiales para cubrirlos”, dijo Flores en conferencia de prensa. 

El 24 de mayo, el gerente general de BOA, Ronald Casso, manifestó que por efecto de la salida de AeroSur del mercado, la compañía estatal aumentó su participación en el mercado hasta en 60%.

Según Flores, a causa de la demanda de pasajes, la empresa incrementó el número de vuelos que realiza por día de 40 a 46.

En el caso de los vuelos internacionales, la compañía aérea realiza todos los día un vuelo a Buenos Aires-Argentina y seis a la semana con destino a Sao Paulo-Brasil.

El miércoles, el gerente comercial de Amaszonas, Luis Vera, dijo que debido a la demanda de pasajes se incorporarán cinco aeronaves Bombardier CRJ-200. Estas naves realizarán vuelos en las rutas La Paz-Santa Cruz, Santa Cruz-La Paz con cuatro frecuencias diarias.

La empresa busca subir su participación en el mercado del 5 al 25%. Además, la empresa pretende realizar vuelos a Sucre y Tarija con los cinco aviones que llegarán al país.