El gobierno desautorizó este miércoles el alza de pasajes que anunció unilateralmente el sector del autotransporte del país. Sin embargo, abrió la posibilidad de que un posible incremento tarifario esté en función al mejoramiento en la calidad del servicio.

El ampliado nacional del sector sindicalizado determinó este martes 1 de febrero subir las tarifas del transporte público en porcentajes “distintos” para cada región, informó, luego del encuentro, el secretario ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, Franklin Durán.

La decisión del alza fue asumida frente a la “incapacidad” de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) para poner en vigencia un estudio tarifario realizado en 2009, explicó el martes Durán.

“No existe ninguna autorización para que los transportistas suban los pasajes en ningún porcentaje. Ellos no pueden subir por sí solos los pasajes, la ATT debe autorizar cualquier incremento”, remarcó ayer el viceministro de Transportes, Edwin Marañón.

La decisión del alza fue asumida frente a la “incapacidad” de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) para poner en vigencia un estudio tarifario realizado en 2009, explicó el martes Durán.

El director de la ATT, Fernando Llanos, recordó que el estudio de mercado determina los costos de operación en base a la cantidad de vehículos que existe en el parque automotor, la frecuencia de los recorridos y la congestión vehicular en “horas pico”, entre otros.

“Una vez que el sistema de transportes esté mejorando, ahí existe un justificativo para un incremento tarifario (...). El estudio es un insumo para una decisión que se va a adoptar en su momento”, sostuvo Llanos.

La ATT, explicó, realiza desde diciembre el análisis del posible incremento tomando en cuenta los diferentes factores relacionados con el transporte público y reuniéndose con los sectores que se verían afectados con la medida.

“Nos estamos reuniendo con la Conaljuve (Confederación Nacional de Juntas Vecinales de Bolivia) y con los municipios para determinar qué aspectos se tomarán en cuenta para el control de calidad en el transporte”, dijo Llanos.

ATT acudirá a tránsito para control. El director ejecutivo de la ATT, Fernando Llanos, dijo que “Tránsito es el mecanismo adecuado de control”, en caso de que los transportistas cumplan con su amenaza de incrementar los pasajes.

“La ATT no fue diseñada para ver el tema del transporte público, no tenemos la capacidad para ello”.