El ministro de Comunicación de Bolivia, Iván Canelas, dijo que el gobierno no pretende nacionalizar Soboce, por lo que descartó los rumores de los trabajadores de esta empresa que indican que se pretende intervenir su fuente laboral.

“Se está especulando sobre la nacionalización, la intervención de Soboce. Aunque no es día de los inocentes, nos parece extrema la imaginación que tienen algunos sectores”, manifestó la autoridad, según un reporte de la Agencia de Noticias Fides.

El Estado, antes de intervenir en una determinada empresa, primero consulta con los trabajadores, sostuvo el ministro Canelas, quien ratificó que el gobierno no pretende intervenir Soboce. El funcionario instó a que los trabajadores se queden tranquilos y realicen sus labores cotidianas, pues el Órgano Ejecutivo no intervendrá su fuente laboral.

Inquietud. Los trabajadores fabriles de Soboce se declararon en emergencia luego de que la jueza Betty Nogales congelara las cuentas de la cementera y por la susceptibilidad que existe en sus filas ante una posible nacionalización de las empresas que conforman el grupo.

Crispín Gómez, secretario de Conflictos del Sindicato de Trabajadores de Soboce, informó que están preocupados por la actual situación de la empresa y las acciones judiciales.

“Los trabajadores hemos determinado asumir acciones en caso de que nuestras fuentes de trabajo sean afectadas o intervenidas o pretendan nacionalizarlas”, advirtió el dirigente. Soboce tiene aproximadamente 1.600 trabajadores en seis de sus plantas, las cuales están distribuidas entre La Paz, Oruro, Santa Cruz, Cochabamba y Tarija.