El gobierno destinará 142.154.325 bolivianos (más de US$20 millones) a la estatal Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) para el desarrollo del proyecto denominado "Ampliación de la Capacidad Productiva de la Empresa Pública Nacional Textil". El Ministerio de Desarrollo Productivo fiscalizará el uso de los dineros por parte de la iniciativa estatal, que atraviesa una crisis económica.

El decreto 2290 del 11 de marzo de 2015, aprobada por el gabinete ministerial, autoriza al Banco de Desarrollo Productivo (BDP) firmar el contrato de préstamo. El contrato es por 16 años, con tres años de gracia y una tasa de interés anual de 1%.

El préstamo asciende a los 142.154.325 bolivianos a favor de la empresa estatal textil, que en los últimos meses tropieza con problemas de liquidez que llevó a sus trabajadores a realizar una serie de medidas de presión. Denunciaron impago de salarios y mantienen amenazas de paro de actividades en demanda de reactivación.

El presidente Evo Morales expresó el 27 de febrero sentirse “engañado y defraudado” por la ex ministra de Desarrollo Productivo Teresa Morales, debido a que no pudo resolver la crisis económica de Enatex y tampoco generar ingresos.

“Lamento decir que me he sentido engañado, defraudado con la exministra de Desarrollo Productivo (Teresa Morales). Oportunamente paré, porque seguía pidiendo más plata del Ministerio de Economía. ¿Cómo no va a poder generar (ingresos)?”, aseguró en ese entonces el mandatario.

El Ministerio de Desarrollo Productivo tiene la misión de hacer la evaluación, seguimiento físico-financiero y controles sobre el financiamiento. Además "Autorizará los desembolsos de los recursos asignados, previa verificación del cumplimiento de las metas y plazos establecidos en el proyecto "Ampliación de la Capacidad Productiva de la Empresa Pública Nacional Textil", refiere el parágrafo II del artículo 5.

Además fue ampliado el plazo de vigencia de un fideicomiso de 2013 hasta 15 años, a partir de la firma del contrato de fideicomiso, que ascendió a 104.400.000 bolivianos (más de US$14 millones).